sábado, 1 de agosto de 2015

Venimos a defender nuestra Madre Tierra



DÍA DE LA PACHAMAMA. Ayer se cumplió otra jornada histórica para la lucha de los pueblos originarios de Formosa. Con el lema: "La Tierra es nuestra Vida", una caravana partió desde Retiro, donde recibieron a 60 nuevos hermanos indígenas que se sumarán a los 50 ya presentes en el acampe QoPiWiNi, iniciado hace casi 6 meses en Buenos Aires. Luego de la experiencia del acampe Qom hace 4 años, dejaron en claro que no se irán sin una respuesta concreta para su reclamo territorial.

"Llegamos para reforzar el Acampe Qopiwini. No queremos seguir sufriendo este gobierno que masacra", expresaron desde el colectivo QoPiWiNi. Los pueblos originarios del noreste del país invitaron a sumarse a esta lucha, celebrando el Día de la Pachamama. "Venimos a defender nuestra Madre Tierra", manifestaron.

Como ilustra el lema de la caminata, "la Tierra es nuestra Vida" indica que el territorio es un elemento central de la identidad comunitaria. Eso vienen a dejar en claro a los gobiernos de Formosa y Nacional: "La Tierra robada será recuperada".

El comunicado de la convocatoria sintetiza el reclamo: "El gobierno provincial de Gildo Insfrán les ha arrebatado más de tres cuartas partes de su territorio. Esta práctica se ve acompañada de la persecución y asesinato de integrantes de las comunidades, y el silencio de los medios de comunicación y las autoridades judiciales".

5 siglos, 5 años, 5 meses

"Quieren hacernos ver como los malos de la película, que no quieren negociar. Manejan medios, justicia, todo". Félix Díaz no pudo estar presente en la caravana, porque se encuentra con su salud delicada, justamente por todo el esfuerzo que tuvo que pasar en estos meses y años que lleva la lucha. Su voz igualmente se escuchó por la transmisión de la Red Nacional de Medios Alternativos.

También por esa misma vía, el Presidente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de La Matanza, Pablo Pimentel, se mostró muy preocupado por la situación. Incluso contó que pensó en contención psicológica para el líder qom, pero la sabiduría de la Madre de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, retrucó: "Sí, necesita que lo atienda la Presidente". En el acampe un cartel reclama: "Presidente, no se vaya sin recibirnos".

Pimentel expresó que después de 5 siglos de la conquista, 5 años de la represión a los qom, 5 meses del acampe Qopiwini, no los han atendido. "Es una vergüenza nacional", sentenció. Recordó la situación en que el Premio Nóbel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel esperó por horas junto a la delegación qopiwini, pero que ni siquiera recibieron la carta con los reclamos.

Hace un mes exacto, algunos integrantes del acampe lograron ser recibidos por funcionarios nacionales, encabezados por el Secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda. Sin embargo, no hubo actos concretos ni compromiso alguno. Fue el mismo día en que el acampe amaneció rodeado de policías, que amenazaban a desalojarlos, con intimidaciones, como había sucedido con el anterior acampe qom.

La próxima vez que vieron a Fresneda fue en una reunión improvisada, justo en el día de la inauguración de la escultura de Juana Azurduy. En el acampe qopiwini se discutía realizar una movilización hasta donde la Presidente Cristina Fernández se mostraba con el Presidente de Bolivia, Evo Morales. La presencia del funcionario contuvo esa situación puntual.

Marchando por justicia, por la vida, por la tierra

"¡Alerta alerta alerta que caminan. Los pueblos Qopiwini por América Latina!", podía escucharse con el avance de la caravana que partió desde Retiro, pasó por el acampe qopiwini, y llegó a Plaza de Mayo, bien cerca de la Casa Rosada donde esperan ser recibidos por la máxima autoridad de la Nación Argentina.

Y volvieron a exigir: "¡En el centro de Buenos Aires reclamamos exigimos Justicia! ¡Basta de hostigarnos! ¡Basta de perseguirnos!". Recordemos que el propio Félix Díaz está judicializado por el conflicto territorial, mientras que la causa por el reclamo comunitario no avanza en Formosa, sino que retrocede desde hace años.

Por eso desde QoPiWiNi destacan, con paciente firmeza: "La vida no se negocia, la vida no se vende. El Estado tiene que garantizar el derecho a la tierra a la vivienda. Queremos que nos reconozcan como pueblos pre-existentes. Derechos humanos. De eso se habla mucho, pero el Estado esta violando esos derechos". La caminata ya llegó a la histórica Plaza de Mayo, mezclándose con la imagen de los pañuelos.


Fuente: http://www.comambiental.com.ar/

viernes, 31 de julio de 2015

La confusión del veganismo



Un análisis sobre el consumo de carne y la compasión por los animales de uno de los ambientalistas argentinos más reconocidos. Un aporte de NAP para un debate actual y profundo.


BUENOS AIRES (NAP, Por Claudio Bertonatti*). Uno de los grandes problemas ambientales es que las verdades se mueven reptando lentamente por la selva mientras que las mentiras vuelan rápido por cielo despejado. Otro de los problemas es que desde las buenas intenciones se pueden tomar malas decisiones.

Por eso dedico este artículo a quienes dejaron de alimentarse con carne por compasión o solidaridad con los animales. No lo dirijo, entonces, a quienes evitan su consumo por motivos nutricionales, filosóficos o religiosos. Tampoco resultará apto para fanáticos, fundamentalistas o para quienes no dudan de sus creencias u opiniones. No pretendo herir a nadie.

Hay personas que suponen que al evitar el consumo de carne no matan animales. Tengo una pésima noticia para ellas: no es cierto. El más despojado plato de arroz o un simple pedazo de pan también implica un impacto mortal para muchos animales. Que no lo veamos ni sepamos es otro tema. Pero la muerte está presente de un modo inevitable. No existe el desarrollo humano con impacto ambiental cero: para que nosotros podamos vivir muchas formas de vida deben morir. Esta afirmación es chocante pero es una de las verdades más obvias de la ecología, que es la ciencia que estudia las relaciones de los seres vivos entre sí y con su ambiente.

Vegetariano u omnívoro

Aclaro que fui vegetariano. En mi adolescencia creía que era una forma de evitar el sufrimiento y la muerte de los animales. Después de un par de años volví a ser omnívoro. Les explicaré los motivos, advirtiendo que no pretendo convertir a nadie a ninguna filosofía o estilo de vida. Solo busco arrimar información, impresiones y experiencias para ayudar a quienes quieran revisar sus decisiones alimenticias con implicancias ambientales.

¿Qué me hizo cambiar de opinión y de conducta? La constatación de la realidad ambiental en el terreno y, fundamentalmente, la comparación de los campos donde se producen nuestros alimentos. Por eso, les propongo repetir el ejercicio. Visiten un campo ganadero y otro agrícola en una misma región y anoten la diversidad de formas de vida que ven en cada uno de ellos. Este ejercicio se puede hacer registrando solo la presencia de aves, anfibios, reptiles, peces, mamíferos, mariposas, hongos o plantas, o de todos estos grupos.

El resultado será inequívoco: un cultivo (soja, trigo, maíz o arroz, para mencionar los más extendidos) no conviven con mucho más que sí mismos. Incluso, sucede esto con la huerta más orgánica del mundo. Las especies animales no solo no son bienvenidas sino que en los cultivos no orgánicos (la mayoría) son combatidas con biocidas o agrotóxicos (venenos), cuando no, tiros u otras formas de lucha para evitar la presencia de predadores que ocasionan daños y pérdidas económicas.

Una de las impresiones más contundentes fue el contraste entre la abundante vida silvestre de los esteros y arroyos del nordeste argentino con las arroceras vecinas. En estas últimas no había lugar para carpinchos, ciervos de los pantanos, lobitos de río, boas curiyú, garzas, gallaretas ni patos. Para cultivar arroz se drenan esos esteros, arroyos y riachos para que les deriven su agua y muchas veces, terminan secos o muertos, sin vida. Como se empobrecen o destruyen esos ambientes naturales muchos animales silvestres desamparados buscan refugio o comida en los cultivos que los han reemplazado. Y ahí se desata un segundo golpe. Para evitar que las aves o mamíferos coman los granos o brotes se esparcen semillas envenenadas o se traen tours de cazadores salvajes a desterrarlos a tiros de plomo (también contaminante). Nadie que sepa esto puede decir que por no comer carne y alimentarse con arroz, por ejemplo, no se matan animales.

Claro, la muerte es distinta porque ocurre más lejos, de un modo difícil de ver y variada en su forma (alterando el ambiente, envenenando o disparando balas). Una característica fundamental es que no se matan puntualmente los animales domésticos a consumir (para los que hay una sensibilidad más desarrollada), sino una enorme cantidad de animales de una gran diversidad de especies silvestres: desde invertebrados hasta peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos. Estos impactos se tornan “invisibles” a la distancia de una gran ciudad y en consecuencia son poco emotivos. Y lo que no emociona no es evocado.

Por desconocimiento, entonces, se tiene mucha más sensibilidad por los animales domésticos que por los silvestres (como si estos últimos tuvieran menos derechos), cuando el nivel de preocupación debería ser inverso. A diferencia de lo que ocurre con las variedades domésticas, las especies silvestres que se extinguen no tienen reposición. Este disparate tiene un correlato coherente, aunque irracional. Entre muchos vegetarianos y veganos hay dolor o lamento constante por la muerte de animales domésticos (que vale la pena aclarar, están fuera de peligro de extinción porque se crían a gran escala) y un silencio sepulcral ante la muerte de la multitud de individuos de especies diferentes de la fauna salvaje. O lo que es peor, ante la desaparición del ambiente en el que conviven miles de formas de vida, muchas veces, de especies amenazadas.

Ganadería y agricultura

Por otro lado, con respecto a la ganadería, cuando se practica de un modo extensivo (o sea, a campo) se pueden ver garzas, ranas, culebras, peces, zorrinos, zorros, gatos monteses, hurones, perdices, hongos y muchas otras formas de vida entre los vacunos, los lanares o los caballares. Y si fuera realizada sobre pastizales nativos, es posible la convivencia hasta con especies amenazadas como los venados de las pampas y el yetapá de collar.

Pero la ganadería viene cediendo terreno a la agricultura. Y, de hecho, la expansión de la frontera agrícola (junto con la urbana) viene siendo desde hace décadas la principal amenaza para la naturaleza argentina, dado que va arrasando con nuestros bosques, selvas, montes, sabanas, esteros y pastizales para reemplazarlos por campos de cultivo. Si la humanidad se hiciera vegana para la naturaleza sería una tragedia.

Está claro que -de una u otra forma- la humanidad debe alimentarse y eso genera ineludiblemente un disturbio en la naturaleza, ya sea para reemplazarla o para intervenirla. Y cuando nuestra población crece como lo hace desde hace siglos, de un modo irresponsable o desentendido de la capacidad de carga del planeta, la agricultura se transforma en el mecanismo más fácil para proveer alimentos a gran escala y, en consecuencia, a gran impacto ambiental.

Desde luego existen formas más amigables de cultivar, pero no se practican a gran escala y menos en el contexto de crecimiento poblacional mundial.

También existen formas menos cruentas de matar a los animales, pero cuando uno es sensible, hasta la eutanasia programada duele. Lo cierto es que existen técnicas para aplicar una “muerte humanitaria”, que es inmediata, evitando maltrato, crueldad y agonía. Si se aplicara en los mataderos o “criaderos” se evitaría el maltrato y agonía que caracteriza a muchos de ellos. Ojalá tuvieran esta oportunidad los miles de animales silvestres que mueren cotidianamente envenenados por el uso de agroquímicos, mal heridos o baleados por los cazadores asociados con la defensa de los cultivos o los que quedan hambrientos y sin refugio porque su ambiente fue arado.

Para evitar que se maten animales la única solución es dejar de comer. Ya hemos visto que cualquier dieta capaz de sostenernos acarrea más muertes de las que imaginamos. Uno de los grandes temas a resolver a escala mundial es cómo transformar la actual producción industrial de alimentos en un modelo compatible con la conservación de los espacios silvestres. No solo practicando agricultura y ganadería sostenibles y sustentables, sino también siendo más humanitarias con las demás formas de vida.

Este caso ejemplifica lo difícil que es catalogar de “blanco” o “negro” un tema ambiental. La realidad tiene abundantes tonos de “grises” y es más compleja a medida que nos interiorizamos en ella. Al principio, suele ser ingrato hacerlo porque –sin anestesia- destroza ideas utópicas propias de un mundo ideal. Así, concluiremos en elegir la opción menos mala en lugar de la más buena.

Nuestro mundo real es imperfecto y no tenemos otro. Es difícil cambiarlo si no nosotros no cambiamos. El historiador escocés Thomas Carlyle (1795-1881) dejó una reflexión oportuna para esta situación: “¿Que esta es una mala época? Pues bien, estamos aquí para hacerla mejor”. Si aceptamos el desafío se hace ineludible detenernos a contrastar ideas y realidades para tomar decisiones inteligentes y buenas. (Noticias AgroPecuarias)

(*). Museólogo. Docente de la Cátedra Unesco de Turismo Cultural, la Escuela Argentina de Naturalistas y de la Universidad del Museo Social Argentino. Consejero de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) y asesor de la Fundación de Historia Natural 'Félix de Azara'.

Glosario:


Ecólogo, ecologista y ambientalista; naturista y naturalista; conservacionista y proteccionista, abolicionista y bienestarista, vegetariano y vegano no son sinónimos entre sí y menos todavía forman parte de un mismo grupo de pensamiento. Son tan distintos que algunos piensan de modo opuesto o se ocupan de asuntos diferentes y no necesariamente complementarios. Por eso comparto una suerte de glosario básico:

-Ambientalista: especialista en la problemática ambiental.

-Abolicionista: defensor de los derechos de los animales contra su aprovechamiento o uso humano. Sostienen que todos los seres sintientes (humanos y no humanos) tienen los mismos derechos.

-Bienestarista: quien sostiene que es moralmente aceptable que los humanos usen o aprovechen otros animales como fuente de alimento, vestimenta, mascotas y otros usos mientras se evite su sufrimiento innecesario.

-Conservacionista: persona a favor de la conservación de la biodiversidad y de la gestión sostenible y sustentable de los recursos naturales.

-Ecologista: militante de la defensa ambiental que se basa en acciones mediáticas o manifestaciones públicas.

-Ecológo: científico dedicado a la ecología (la ciencia que estudia las relaciones entre los seres vivos entre sí y con su ambiente).

-Especista: quien discrimina moralmente entre las personas y los animales, en contraposición con el “especista cero”, que sostiene la igualdad moral o la no discriminación entre las personas y los “animales sintientes”.

-Naturista: persona que además de su régimen vegetariano usa los agentes naturales para conservar la salud y tratar sus enfermedades.

-Naturalista: estudioso de la naturaleza o de la historia natural.

-Proteccionista: defensor de los derechos de los animales.

-Vegetariana: persona cuyo régimen alimentario tiene como principio la abstención de alimentos de origen animal. De acuerdo a su amplitud de criterio, aceptan o no el consumo de lácteos, huevos y miel.

-Vegana: personas cuyo régimen alimentario es el de un vegetarianismo estricto, que rechaza el consumo de servicios y productos de origen animal (incluyendo huevos, lácteos y miel). Normalmente, extiende su rechazo a todo uso, aprovechamiento o explotación de los animales (anti especista).

jueves, 30 de julio de 2015

FERALCULTURA Tierra y Libertad. Entrevista a Andrew Badenoch




Nota del traductor: Presento a continuación mi traducción del inglés de esta nota que Kevin Tucker realizó al joven explorador Andrew Badenoch.  Su interpretación del hábitat en las sociedades primitivas, tiene una enorme vigencia, toda vez que continúen entrando en colisión; el modelo intencional de sociedad humana, con la real construcción natural que la vida en la naturaleza ha venido perfeccionando para nosotros por millones de años.

Por todas mis relaciones 

Arturo Avellaneda

Kevin Tucker: Andrew Badenoch es quien impulsa actualmente el proyecto "Feralculture Tierra y Liberación" y es además coordinador del grupo International Paleo Community. Desencantado del capitalismo, dio con el hallazgo del modo de vida de los cazadores-recolectores primitivos y puso manos a la obra para profundizar en estos conocimientos.

Pusimos nuestro interés en su  particular proyecto, las ideas con que se vincula y las preguntas que ya han motivado algún nutrido y prometedor debate, siempre bienvenido.  


- ¿Puedes hablar un poco sobre tu proyecto territorial, cómo se llama y la razón por la que se origina?

El título provisional es "El Proyecto de Liberación de la Tierra Feralculture", que es una consecuencia de las ideas discutidas en el grupo de Facebook  "intentional Paleo Comunidad", que comenzaron alrededor de septiembre de 2012. La comunidad o comunidades bajo ese marco, sin duda podrán desarrollar diferentes nombres a través del tiempo. En la medida en que es posible en la actualidad, estamos actualizando el debate sobre estos cambios, ya en curso de desarrollo en torno al proyecto feralculture.com, con la idea de expandirnos y dejar de aportar mano de obra gratuita al imperio de las redes sociales ajenas como Facebook.

Por lo pronto, estamos trabajando para construir algo así como una comunidad de cazadores-recolectores actuales sobre el resquebrajamiento de una sociedad que posterga su necesario retorno a la naturaleza. 
También reconocemos que los biomas amistosos para las culturas humanas salvajes se han agredido de muchas maneras. Con esta idea, postulamos una forma de permacultura silvestre que establezca un puente para regenerar lo que la sociedad agrícola-industrial ha matado.

Nuestra visión es crear y ampliar una red global de tierras de la comunitarias, como un verdadero laboratorio viviente para la etnogénesis de una renaciente cultura de cazadores-recolectores; y que conlleve además la regeneración de los paisajes necesarios para sustentarla.


La puesta en marcha propone una comunidad núcleo (nodo)de referencia que se multiplique en diversos grupos de manera radial. No estamos encantados con esta jerga, pero pensamos en una cadena  (clúster) bioregional de 2 a 5 propiedades, a los que se pueda viajar sin transporte mecanizado en tres jornadas de marcha o menos. Cada establecimiento, sería aproximadamente de entre media a siete hectáreas de superficie.

Así que en lugar de un proyecto establecimiento de más de 100 hectáreas, el nuestro se extendería sobre un área superficial más extensa sin y no contigua. Lo interpreto como una serie de asentamientos de cazadores-recolectores a los que viajar como individuos o grupos. Algunos grupos de núcleos, estarían más separados, y la gente podría viajar entre estos diversos biomas más amplios si lo desea, o dedicar tiempo a profundizar su relación con el paisaje en un solo núcleo de la misma cadena regional.

A menudo, al explicar esto, me cuestiono:"¿Oh, como un "tiempo compartido" de los cazadores-recolectores?" ¿Tendríamos que ofrecer viajes gratis a la Florida para invitar a una entrevista. Pienso en cambio que en cierto sentido, unirse a nuestra comunidad sería como un boleto de ida hacia una entidad viviente que ocupa la tierra, sin restricción de fechas, horarios, o los pagos requeridos.

Antes de llegar demasiado lejos en esto, me gustaría reconocer mi responsabilidad y reconocimiento sobre los múltiples problemas que giran en torno al término y los conceptos acerca de la propiedad privada de la tierra discutido aquí. Somos comprensivos con las críticas, como lo argumentado por Thomas Paine y Henry George; los distintos, matices y diversos problemas históricos de la colonización y destrucción de indigenismo, y las críticas anarquistas sobre la propiedad privada. Por desgracia, nuestra principal limitación parece ser el sistema de propiedad pública y nuestro discurso a menudo, se sometido a ese marco legal. Nuestra esperanza es liberar tanta tierra como sea posible de la agricultura y sus sistemas derivados, la extracción y la violencia. La tendencia normativa fundada en el concepto de Bosque Nacional Estadounidense del Departamento de Agricultura, puede ser vista como un pequeño gesto positivo, dentro de la mayoritaria tendencia que orienta la producción agrícola para el mundo industrial y que bregamos por hacer retroceder.

- Así que usted está comprometido con un proyecto territorial que se funda en la comprensión del papel que desempeñan las comunidades de cazadores-recolectores nómadas, y buscando adquirir pequeños núcleos en lugar de parcelas rurales extensivas. ¿Cómo nace la idea? ¿En qué difiere de la mayoría de los proyectos de eco aldeas?


El primer impulso fue el simple reconocimiento de que la alimentación de los cazadores-recolectores parecería producir seres humanos más sanos, y que la vida social de los cazadores-recolectores parecería además producir comunidades más felices. Independientemente de si es esto cierto o no, una cultura completamente fundada en la científica, e hiper-racional, que pretenda ofrecernos un modelo de salud y bienestar factible, debería al menos, tener en cuenta los méritos y las implicaciones de esta hipótesis disidente. 
Si bien es cierto que las sociedades agro pastoriles son también muy sanas y felices, dicho modelo enfrenta la paradoja de desmantelar su propio hábitat, salvo que admitan que su narrativa es fraudulenta. Ahí es donde comenzó el debate filosófico, y puesto que la civilización habrá de depurar las narrativas fraudulentas siempre que pueda, la cuestión de la vida cotidiana se transformó entonces en la prioridad del debate.

La siguiente cuestión a debatir aparece al tratar de comparar los fracasos generalizados de comunidades intencionales durante el siglo pasado; contra la persistente presencia de comunidades humanas avocadas a la caza y a la recolección como hace más de 2.000.000 años. Por un lado, hay una tradición de individuos aparentemente sinceros y bien intencionados haciendo su aporte para fomentar un profundo impulso al sentimiento de vivir en comunidad agrícola, pero a costa de imprimir una elevada huella ecológica a su entorno.

Por otro lado, está el registro etnográfico plagado de pueblos que viven en estado salvaje sin impacto significativo sobre las comunidades biológicas que habitan. En la práctica, el fomento de los "bienes comunes" es algo "intencional" incluso entre quienes no son civilizados, pero no se observa en ellos un debate similar como el que tiene lugar ahora entre las sociedades modernas. Algo está pasando aquí, y al parecer algo consistente. La pregunta es inevitable, ¿qué es ese algo?


La única manera que yo he encontrado para salvar ese abismo, es a través de la búsqueda de la una regla diferencial entre culturas de agro pastoriles y las de los cazadores recolectores, y esa regla radica en sus hábitos de movilidad. Unos son sedentarios y los otros nómades. Los Cazadores recolectores deben moverse con regularidad, mientras que los agricultores no pueden moverse con regularidad por razones de subsistencia. Las implicaciones de esta diferente conducta adaptativa determina la vida de sus miembros. Los antropólogos y los arqueólogos se apresuran a completar el relato histórico con la creación de episodios vinculados a la propiedad privada, la división del trabajo, la jerarquía, el patriarcado, las zoonosis, el teísmo, y las otras consecuencias no deseadas del programa civilizatorio.


La Permacultura llegó luego de la aparición de las tendencias teóricas sobre la comunidad, pero sus fundamentos éticos proporcionan una solución a la cuestión de las normas para comunidades silvo pastoriles o de agricultores de subsistencia en el contexto de dichas teorías de la comunidad voluntaria. Las tres éticas de la permacultura son:

El cuidado de la tierra.

El cuidado de las personas.

Considere límites al consumo y producción, y redistribuir los excedentes en beneficio de 1 (tierra) y 2 (personas).


Acaso los fundadores de la permacultura, David Holmgren y Bill Mollison, no se percataron de la falsedad del concepto "agricultura permanente", dado que de haberlo advertido hubieran debido descartar la agricultura en favor sí, de una "cultura permanente". Si bien hoy éste movimiento puede sentirse subordinado por los agricultores y jardineros y hasta el capitalismo, Holmgren, Mollison, y el protegido de Mollison Geoff Lawton todos realizan gestos hacia la vida de los cazadores-recolectores como un modelo del cual aprender. Desde que vieron declinar la tendencia de la agricultura, y ver emerger con mayor potencial a la permacultura, se ha pasado a reconocer a la vida del recolector como una fuente de inspiración. Los cazadores-recolectores han expuesto los ejemplos más cercanos que tenemos de cultivos permanentes, interpretando así las tres normas éticas de la permacultura, ahora no como meta, sino como un nuevo punto de partida.

Contribuímos al rechazo de la agricultura excluyente que desplace a la mayoría de los agricultores más ecológicos, y nos hacemos eco del artículo de Toby Hemenway, donde afirma que la agricultura sostenible es un contrasentido. Disentiremos claramente con quienes opinen lo contrario. Por toda lógica la permacultura sólo puede ser anti agricultura.


En concreto, toda hipótesis de comunidades (Eco aldeas) que se basen en un diseño agrícola inexorablemente fracasarán e incumplirán con el postulado ético proclamado. La única cuestión será conocer cuanto tiempo les tomará.

Afrontamos entonces un dilema grave que abarca la viabilidad de todas las comunidades modernas a diseñar que deberán incorporar coherentemente normas y valores agrícolas. 

 
Un ejemplo claro se da con la incorporación de normas agrícolas, que contradicen la primera regla del cuidado de la tierra de las comunidades que compran parcelas rurales con la intención de rotar sus explotaciones bajo un ciclo anual productivo. No importa si estas comunidades tratan de integrar los usos agro ecológicos en contra de las de la agro industria, sencillamente la calidad de vida de la gente decaerá y este factor hará fracasar el proyecto que no tendrá nada de permanente.


Las buenas prácticas éticas acerca del cuidado de las personas se dan con mayor certeza en comunidades que: (1) operan como dominios proto-feudal donde los dueños de la tierra organizan las relaciones entre agricultor y arrendatario y/o ejercen control jerárquico sobre la toma de decisiones o de gobierno de la comunidad; (2) Hacen realidad la fantasía del a propiedad privada de la tierra en la que las parcelas están subdivididas y vendidas como derechos de acceso a la propiedad de la tierra que se concede el acceso proporcional más o menos permanente, y de la que se excluye mayormente a otros miembros de la comunidad; (3) El poder de subvención a los líderes o representantes de instituciones conocidas o cuasi-religiosas.

La tercera norma ética, a menudo es vilipendiada y  por eso es más difícil de tratar, debido a las ambiguas oscilaciones políticas que fluctúan sobre este particular punto, ya que desde una perspectiva anarco - libertaria de la permacultura, una orientación capitalista hacia el trabajo y la vida de las plantas y los animales, difícilmente haría posible cumplir con el valor ético de devolver el excedente a la tierra y la gente.


- ¿En tu visión cómo los cazadores-recolectores impactan en la vida de tu comunidad ideal y cómo sería entonces desplegada esta construcción?

Ciertamente. Nuestra propuesta de solución a los problemas de las comunidades intencionales modernas, es diseñar nuevas interacciones en consonancia con las tres normas éticas agro pastoriles. Una de las principales formas de lograr esto es proponiendo una nueva norma de movilidad propia de los pueblos cazadores-recolectores. Según éste criterio la posibilidad de una comunidad territorialmente aislada, queda descartada. 


La idea se centra en asentamientos de comunidades nómades de menor superficie, dispersos de forma de red. Estos particulares enclaves no podrían funcionar como comunidades vigorosamente por su propia cuenta, y no buscan beneficiar con su aislamiento tampoco a las poblaciones del tamaño de una tribu. Si en cambio, al pretender modelar los patrones de movimiento para comunas agro pastoriles en el contexto del marco de la propiedad privada de la nación-estado, una red de pequeñas propiedades comienza a parecerse a un patrón de campamentos móviles, en particular cuando asigna el tiempo. No pretendemos hacer eco a la perfección los patrones de movimiento de los seres humanos en condiciones salvajes, sólo que ésta parece ser una buena práctica dentro de la realidad actual.

A diferencia de las normas agrícolas de la libre empresa, el modelo de núcleos enlazados diseminados, incorpora normas de cazadores-recolectores en orden a nuestra primera regla ética del cuidado de la tierra y proyecta beneficios sobre la segunda regla ética del cuidado de la gente, así potenciando las normas sociales para grupos agro pastoriles ahora relacionados con y con movilidad territorial. Sociedades tribales con frecuencia utilizan una red de campos de encuentro fricción-fusión como una válvula de escape para el conflicto. En lugar de la noción tenue que los individuos expulsados ​​de un grupo de cazadores-recolectores que se exponen a una muerte inminente, resulta lógico que se opte por unirse a otro grupo dentro de la red regional más grande (núcleos enlazados) con otros amigos y familiares y nuevas oportunidades

Por supuesto, los delincuentes atroces podrían ser instados a dejar el grupo regional si la comunicación entre núcleos fuera regular, la presión social se utiliza regularmente para reducir las conductas anti sociales y violentas. El número regular de individuos miembro de cada tribu y su proporción con la población del resto de los núcleos es una regla a estimar con miras a la selección de los establecimientos a definir. Se puede aprovechar a comprar núcleos linderos a tierras fiscales abiertas a la caza, pesca y recolección. A diferencia de las comunidades más intencionales, que suponen la idea de que toda la tierra de la que sacamos el sustento debe estar legalmente en propiedad de la comunidad.

¿Tiene un proyecto de establecimiento núcleo limitaciones específicas?

Completamente. Una limitación es que las pequeñas parcelas de tierra pueden ser más caras por hectárea. Esto no siempre es así, ya que algunas zonas impulsan precios más altos para otras grandes extensiones contiguas también.

Además existe el problema de la superposición de jurisdicciones burocráticas. La toma de decisiones de la Comunidad y para su autogobierno, se vuelven más complicadas ya que los intereses y personalidades se multiplican por varias propiedades con múltiples características y necesidades diversas.

¿Puedes decirnos en que punto se encuentra ahora el proyecto y dónde desearías verlo prosperar?

Hemos comprado provisionalmente el primer núcleo de la comunidad en una región con abundante caza y pesca del interior de Alaska. Está emplazado frente a un río que posee una migración de salmones y variedad de caza mayor y menor, como así mismo diversidad de aves acuáticas, entre otras especies de pesca más. Tiene como ventaja estar completamente rodeado por las tierras fiscales, que es la condición menos restringida en la jurisdicción de Alaska.

En el momento de escribir este artículo, no hemos comenzado a aceptar miembros o contribuciones. La línea de tiempo para abrir oficialmente el proyecto se mide en meses a partir de ahora, que puede ser minutos de cuando usted está leyendo esto.

En cuanto a su crecimiento, el objetivo es establecer algo así como 3 núcleos, y que forman la semilla de 3 grupos más, a través de los cuales podemos consolidar una presencia. Vemos un potencial de grupos de núcleos en Canadá, Cascadia, Maine, Carolina del Norte, Nueva Zelanda, América Central, América del Sur, Europa del Este, Escocia, Asia, y bueno ... todo realmente. No vemos esto como exclusivo de ninguna región, y buscamos activamente para expandir el concepto a nivel mundial.

Además del crecimiento impulsado por los miembros que deseen unirse a nosotros, contamos con tener oportunidades en la donación de tierras para el proyecto, de parte de individuos con diversos intereses que puedan verse interesados por la idea de la conservación... No vemos a los otros humanos como separados de la naturaleza, y sabemos que hay algunos que son dueños de mucha tierra y que están en busca de algo más ecológicamente profundo y regenerativo del paisaje silvestre.




Entrevista de Kevin Tucker a Andrew Badenoch
Título original en inglés: "Talking Nodal Land Projects with Kevin Tucker"
Fuente: https://feralculture.com/talking-nodal-land-projects-with-kevin-tucker
Ilustraciones: Josh Keyes - bowhunters-ed.com

martes, 16 de junio de 2015

La educación que viene. Una lección de elemental supervivencia

Una lección de elemental supervivencia



Institucionalizar el proceso adaptativo de un ave, abriendo un llamado a inscripción, disponiendo de un escenario aular y confeccionando contenidos que describan y moderen los modelos de conducta que deba aprender a imitar un buen polluelo; sería una tarea irrisoria, porque todo el mundo sabe que este tipo de animales aprende naturalmente de una forma espontánea la que habrá de ser su conducta. 


El hombre moderno, sumergido en su contexto cultural y suscripto a un programa civilizatorio en supuesto buen curso de desarrollo, no debería funcionar de una manera muy diferente, por el contrario debería resultarle más sencillo que al ave reproducir una conducta evolutiva mejor adaptada al medio natural que habite.

Sin embargo, la vía de conocimiento gregario de este buen animal que somos se encuentra intervenida por un sistema de creencias que dice ser el exclusivo portador de los modos de conducta a consagrar como dignos de ser imitados. Así, numerosas formas de interacción adaptadas y sinérgicas con el entorno natural, pueden ser modificadas en favor de otro modelo, cuya intervención alienta la forma de vida humana tenida por dominante sin que se sepa bien de que manera esa potestad ha de ayudar al bienestar de los niños intervenidos y sustraídos de la histórica relación que los une a nuestro entorno biológico.

Este proceso podría recibir muchos nombres ahora si permitiéramos que se lo observe desde distintos enfoques, de modo que para algunos pueda ser referido como evolución, salud o estado salvaje, según sirva de una manera u otra al texto desde el cual se lo aborde, pero cuando hablamos aquí de educación y aprendizaje, debemos convenir que hablamos de lo mismo: De la conciencia de la prosecución de nuestra mismísima tarea de hominización a la que tan brillantemente alude Edgard Morín, cuando aborda a la educación del niño desde un enfoque evolutivo.

Por otro lado, el conocimiento se ha estandarizado como saber en una formulación conformada que impartir a las masas infantiles sin siquiera ser previamente ensayada en la vida de sus propios padres. Es la premura del progreso, el formal llamado al desarrollo social, la inminente presencia del ideal transhumanista que todo lo subordina y lo trastoca a su arbitraria conveniencia en aras de un apurado y competitivo desarrollo social. La expresión intelectual de la conquista y sus sofisticadas formas de subordinación al coloniaje moderno.

Una educación que sirva al niño, probablemente sería inconcebible. Es aquí dónde y cómo es el niño el deberá servir a la sociedad como un verdadero cautivo intelectual incapaz de generar cultura o adaptarse desde sus propios criterios al medio social y ambiental que lo circunda por tanto incapaz de realizarse por sí mismo como ser pensante y creativo en cualquier medio dado.

Todos aceptamos de alguna forma o al menos durante algún período de nuestras vida la intervención de una educación impuesta cuyo modelo de hombre y mundo coincidan con alguno de los paradigmas de la civilización moderna. Pero quien más o quien menos, también todos lo hemos hecho en pos de una forma de vida previsible, colmada por los múltiples beneficios que ha de ofrecer para nosotros una vida estándar en la sociedad contemporánea. 


Nadie sino, se tomaría la molestia de pasar en una monótona reclusión la mitad de su vida infantil sino fuera cierto que el sacrificio que conlleva no derivara en un beneficio corroborable, de forma fehaciente, contante y sonante, ya que si así no fuera, todo el sistema educativo se vendría abajo como un castillo de naipes.

Lo que vendrá ahora



En cierta forma ahora nos debemos avocar a una etapa refundante de nuestra educación, dada la inminente premura con la que hemos de trazar una orientación nueva a los contenidos que proponer como válidos. Esa etapa deberá ser ahora, tan pronto como volvamos sobre nuestros contenidos educativos para preguntarnos: Que mundo hemos de legar a nuestros niños y que beneficios nos traerá una educación compleja, en la medida que empleemos nuestro propio conocimiento y experiencia para evaluar el modelo de ciudadanía globalizada en actual curso de expansión.

Recrear entonces el apogeo del acerbo instintivo y la plena condición ancestral e histórica de realización humana; aunque más no fuera por un instante, ha de ser la herejía desde la cual ponernos a construir ahora nuestro modelo adaptativo; toda vez que las condiciones varíen e incorporemos paulatinamente las nuevas circunstancias creadas por el mismo proceso al que todo el mundo alude como "desarrollo". Si es que deseamos ver prosperar a nuestros niños de una manera armónica con el entorno social y ambiental que por naturaleza los rodeará cuando las metrópolis pierdan su brillo y haya que relocalizar la familia en un escenario más estable y permanente que aquellos que se basen en monedas y energías no provistas por nuestra Madre Naturaleza.

Por toda lógica, ésta etapa del aprendizaje no compete a los niños sino a sus rectores, a quienes corresponde el deber de definir con que habilidades y desde que prácticas reales el proceso educativo abonará una vida futura efectivamente más grata para nuestras generaciones futuras.

Es por esta razón que acuden a nosotros otros temarios e índices, otros cosmos con sus cosmogonías, donde la aventura de ser parte del mundo viviente excita la mente e inflama de vocación a los corazones juveniles, porque es únicamente la potestad de actuar con libertad lo que ha de guiar la presencia vital del hombre en su condición de habitante natural del planeta, y por ende condición fundante de todo modelo educativo pasible de respeto. Plantas medicinales, animales de caza, modalidades de pesca y el sin número de relaciones a las que llamar nuestra cultura serían entonces los primeros puntos de un temario al que llamar educación; mucho pero mucho antes incluso que el tratamiento temático que han de ocupar la técnica y la ciencia como contenidos de clase.

Debemos llamar ahora a un éxodo masivo y apenas hemos comenzado a reconocerlo como perentorio. La vida de nuestros clanes familiares ha de renacer y nuestros territorios han de reverdecer nuevamente por fuerza, antes de que nos pese. Y ello ocurrirá sólo cuando asumamos la tarea de readaptación e integración a la naturaleza que se nos impone ahora como indispensable. Lo contrarió será ver ahondarse aún más, el deterioro de nuestras comunidades y de este bello animal que alguna vez fuimos en el sórdido interior de las grandes metrópolis.

2050, la meta que viene. 





En su última cumbre oficial (Cumbre de Elamau - Alemania 2015), el Grupo de los siete países más desarrollados del planeta - G 7; acordó en declaración conjunta estimar que para el año 2050 el planeta deberá abandonar el uso de energías de origen fósil. No sólo entiende la cumbre que prestará cumplimiento a dicha menta de una forma voluntaria y humanitaria, sino que se estima que tampoco llegarán las actuales reservas de energías de este tipo para cubrir el actual nivel de consumo planetario.


2050, también es una fecha de referencia para el Vaticano y las Naciones Unidas a la que con frecuencia se alude en temas relacionados a los alimentos, el nivel de población humana e incluso a las existencias de bosques y pesca.  

Todo ello representa la imposibilidad de extender el actual nivel de vida de los países centrales a otras regiones e incluso el seguro impacto que modificará la estructura de todas nuestras metrópolis a escala planetaria.

Un regreso inmediato hacia el tablero de la planificación se impone, todo vez que el cuadro de realidad imponga una carestía significativa e inexorable de aquel recurso nada menos que precursor del desarrollo industrial y tecnológico actual a todo lo largo del orbe.

Un nuevo modelo educativo entonces se impone como necesario, ya que partiendo mañana mismo a formar un nuevo cartabón de humano educado, tendríamos solamente 35 años para reinstalarlo en su medio social a tiempo. Resulta indispensable entonces recrear una vida sin dispositivos fundados en energías de origen fósil y hacerlo de forma eficiente para dar a luz lo que seguramente será una sociedad distinta, sino que además deberá contemplar desde un punto de partida lógico cuales habrán de ser los fundamentos reales y las tareas, más allá de las ciencias formales que deberá aprender el hombre del mañana para proveer con dignidad a una familia humana, con una jornada de faena.

Un sólo litro de petróleo equivale a unas 35 horas hombre de trabajo duro y continuo. Si tuviéramos que reemplazar definitivamente a esta fuente de energía, por algo que realmente sostenga en movimiento al mundo actual, tendríamos que descartar que vuelva a tratarse de una fuente no renovable, sólo si es que deseamos no volver a pasar por lo mismo de forma recurrente. Y desde ya no contar con la matriz energética fósil para continuar produciendo nuevas fuentes de energía. Así se descartan casi todas las fuentes de energía mal llamadas limpias o alternativas. A ninguna le falta un insumo de la era industrial, salvo que se trate de un recurso no renovable.

Así queda el futuro de nuestro nuevo hombre direccionado hacia una sola meta prudente y estable. La reinserción en la naturaleza, única fuente de genuinos satisfactores y de recursos verdaderamente renovables. Pesquerías, rodeos, cultivares, ríos y bosques serán los sagrados escenarios de nuestro nuevo mundo y no aquellos que la ciencia ficción iluminara en los salones de Holliwood. Más convendría que se avocaran entonces a un género cinematográfico al que llamar "Naturaleza Ficción", donde todos podamos ver cómo se cobijará a nuestras generaciones futuras, que seguir siendo avasallados por el falso perfeccionamiento humano con que se ilustra además toda la comunicación social social que parte del poder concentrado en nuestras grandes metrópolis.

Debemos comenzar a labrar hoy mismo los torrentes de contenidos educativos que devuelvan vitalidad y multipliquen nuevamente las poblaciones biológicas que alguna vez fundaron nuestras culturas a lo largo de la historia. Las manadas migratorias, la sanidad del agua superficial, la integridad de la diversidad faunística y hasta sus fundamentos mismos en las pasturas y bosques nativos hasta reponer con holgada generosidad su capacidad de contenernos nuevamente con vida. Nuestra comunidad biológica como seres humanos, ha de tener que postularse a sí misma como ningún animal lo ha hecho antes. Y este desafío involucra primordialmente a la educación, la que en el futuro habrá de servir de síntesis de nuestro proceso adaptativo o sencillamente, será otra expresión más de nuestra decadencia.

Una educación real para nuestros futuros habitantes naturales


Las 20 cosas que un niño debe saber para mantenerse con vida por sí sólo. 

1.   Encontrar agua segura para beber
2.   Construir un refugio, esconderse y trepar  
3.   Hacer fuego y cocinar
4.   Nadar y vadear
5.   Usar un cuchillo y coser 
6.   Primeros auxilios y abrigo 
7.   Defensa personal, seguridad y  animales peligrosos
8.   Orientación y señalización
9.   Como evaluar el clima y planificar una jornada de marcha
10. Conceptos básicos sobre cultivo y conservación de semillas
11. Domesticación y cría de animales útiles
12. Equitación 
13. Náutica
14. Nudos y empleo de Herramientas mecánicas
15. Como identificar alimentos naturales
16. Cómo pescar
17. Cómo cazar
18. Como pedir ayuda, planificar una tarea y tomar decisiones en grupo
19. Bitácora personal y colección de objetos
20. Cómo cuidar e instruir a los más pequeños


Fuente: http://aprendizajenatural.net/content/la-educaci%C3%B3n-que-viene-una-lecci%C3%B3n-de-elemental-supervivencia

viernes, 5 de junio de 2015

SOBREVIVIENDO AL INMINENTE COLAPSO



Doce puntos para un cambio profundo

Título Original: Survive the Coming Collapse. Peter Goodchild*
Traducción: Arturo Avellaneda - PERMAHABITANTE


La civilización industrial moderna está fundada en el uso de combustibles fósiles; hemos estado quemando cerca de 30 mil millones de barriles de petróleo cada año. Los combustibles fósiles impulsan fábricas, el transporte, la agricultura, la minería y el consumo de electricidad.


La cuestión será entonces el "pico del petróleo": la crisis de sus existencias mundiales, que por ahora son ocacionalmente menguantes y que tras transcurrir por un prolongado período de estabilidad, pronto declinarán de manera vigorosa y acentuada. La producción mundial se verá reducida a la mitad de su máximo histórico cerca del año 2030. De hecho, la producción de petróleo por habitante (a diferencia de la producción de petróleo en un sentido absoluto) ya disminuyó de 5,5 barriles por año en 1979 a 4,3 barriles en 2013.

Todos los combustibles fósiles están declinando, y los metales también se vuelven escasos. La disponibilidad de energía eléctrica decrecerá en todo el mundo, ya que se produce mayoritariamente con combustibles fósiles. Estos tres insumos: Los combustibles fósiles, metales y electricidad; están fuertemente interconectados: Si faltara uno de los tres, a continuación, lo mismo ocurriría con los otros dos.

Las fuentes de energía alternativas, nunca van a ser de mucha ayuda para resolver la inminente crisis por varias razones, pero principalmente debido a un problema de "energía neta"(Por TRE Tasa de Retorno Energético): La cantidad a obtener durante el proceso de producción, no es suficientemente mayor que la cantidad de energía consumida en dicho proceso. Las fuentes alternativas simplemente no tienen suficiente impacto para superar 30 mil millones de barriles anuales de petróleo, o incluso una pequeña fracción de esa cantidad.

"El pico del petróleo", se traducirá necesariamente en una menguante matriz agro alimentaria. Sin la mecanización, riego y fertilizantes sintéticos, los rendimientos de los cultivos declinarán considerablemente provocando a su vez un “Pico de los alimentos”.

Las siguientes sugerencias podrán variar en su aplicabilidad con el transcurrir de los años, pero la mayoría de ellas van a seguir siendo relevantes durante el transcurso del presente siglo. El ligero sesgo hacia los Estados Unidos y Canadá se debe al hecho de que estos territorios albergan hoy la mayor parte de los criterios para un hábitat post-petróleo acertados.

                                                 <-------------------------------->



1. La preparación para un mundo post-petróleo, es esencialmente para un mundo post-casi-todo. Su prevención es muy diferente a la de aquellos recaudos a tomar para las situaciones de emergencia usuales de corto plazo que contienen la mayoría de los manuales de supervivencia. El futuro no consistirá simplemente en "abastecerse", esperando encerrado a ser rescatado por parte de "las autoridades". De hecho, deberíamos dejar de pensar en una "emergencia", dado que esta vendría a ser del mismo tipo de emergencia que nuestros antepasados ​​habrían vivido durante los últimos millones de años.

2. El mundo ahora tiene una densidad promedio superior a 100 habitantes por cada milla cuadrada de superficie. En las sociedades de pastoreo, cazadoras y recolectoras, en cambio el promedio es inferior a 0,1 habitantes por cada milla cuadrada. Nuestra descendencia estará viviendo más cerca de un modelo de supervivencia basado en el "pastoreo" que en otro de tipo "industrial", lo que indica que sería lo mejor para ellos, radicarse en algún lugar medianamente despoblado.

3. Los que viven en las zonas rurales estarán mejor preparados que los que viven en una ciudad. Una ciudad es un lugar que consume mucho y produce poco, al menos en cuanto a lo esencial. Una ciudad sin un flujo de comida o agua constante, se derrumba rápidamente, mientras que una pequeña comunidad sólidamente ligada al entorno natural puede adaptarse más fácilmente a los problemas tecnológicos y económicos que se avecinan.

4. Es preciso aprender a producir comida de forma autónoma. Sólo el 10 por ciento de la tierra del mundo es apta para el cultivo, y casi la totalidad de ella ya se está utilizando con intensidad, erosionando y fatigando el suelo que la soporta. En un sentido opuesto, la población se ha venido concentrando en zonas urbanas, a tal punto que en los últimos años, muchas zonas rurales tienen una buena cantidad de parcelas cultivables ociosas.

5.
No importa cuántos libros hayan leído, toma años pasar de la huerta, a una agricultura de gran escala con que sustentar una familia de un invierno al otro con solvencia. Aprender a criar animales toma más tiempo. Un inconveniente adicional posible es que la vida silvestre apenas cubra una utilidad muy marginal de aprovechamiento.

6. El buen suelo requiere poseer humus (materia orgánica, tal vez de compost o de estiércol animal), y también las cantidades adecuadas de cerca de 16 elementos, especialmente nitrógeno, fósforo, y potasio de origen natural o de otro tipo. El humus por sí sólo, hará muy poco para compensar los elementos que le falten. (Desconfía de "cultivar un huerto orgánico", gran parte de ello es poco menos que folclore). No hay manera práctica de convertir la arena, las rocas, o un pantano en un jardín lo suficientemente grande como para sustentar a una familia. Si el plan es ver prosperar cualquier cosa, hay que tener la certeza de contar con buena tierra.

7.
Es posible sobrevivir principalmente a base de plantas de cultivo, pero al menos se necesita prever una superficie de media hectárea por habitante, debido a que las plantaciones demandan de cierta extensión para captar suficiente agua de lluvia. (El huerto "Intensivo" es posible sólo con un sistema de riego motorizado para suministrar suficiente agua.) Cultivos útiles serían aquellos ricos en hidratos de carbono y proteínas. Menos útiles serían aquellos susceptibles a enfermedades, insectos, malezas, o vulnerables al clima.

8.
Cuando la agricultura no alcanza, se puede que recurrir a los rodeos de los animales de cría o pastura, o como los cazadores recolectores, especialmente en las zonas de muy baja densidad de población humana. Por lo general es imposible vivir exclusivamente de frutos silvestres (en la mayor parte de la región superior de América del Norte, las frutas silvestres son el único alimento serio al que valdría la pena prestarle atención), por lo que sería indispensable cazar y atrapar pescado.

9. Un arma de fuego sería de utilidad mientras se disponga de recarga de munición. No hay tal cosa como un arma perfecta, así que tienes que tomar sus propias decisiones. Un rifle cal. 22 sería practico y ligero, incluso animales grandes pueden ser abatidos con un arma de este tipo si se impacta en áreas vitales. Una escopeta calibre 12 dispone de una generosa variedad de cartuchos y municiones, pero es sólo efectiva a distancias cortas. Probablemente la mayoría de la gente haría bien en proveerse de un fusil cal. 308 ó 270; de cerrojo o palanca, incluso más confiables que a repetición o automático.

10. Un posible problema con la caza mayor en tiempos de colapso, es que podría haber demasiadas personas intentándolo. Sin embargo, la escasez de combustible va a reducir a su vez, el número de vehículos de los que los cazadores modernos dependen. Además, la mayoría de la gente en la civilización industrial moderna carece de la resistencia física para ir vadeando a través de un pantano durante todo el día, en busca de un alce. Por último, simplemente no hay muchas personas que tengan las habilidades que demandan las cacerías.

11. El combustible para la calefacción hogareña será la madera. En un clima frío, se necesitan de 7 a 36 metros cúbicos* para aprovisionarse durante un invierno entero, dependiendo ello de muchos factores. Un empleo semejante requiere de una nutrida tala y posterior proceso de corte que además sea sostenible; se requieren entonces de entre 14 y 70 hectáreas de bosque nativo (por el bosque vertical de América del Norte) para proporcionar entonces una forma extractiva sostenible de leña que no afecte tampoco a la vida silvestre. Es un considerable esfuerzo obtener leña sin una herramienta motorizada. Ello llevará a reducir el espacio habitable del interior de las viviendas, cerrar habitaciones e incluso tapiar los probables puntos de fuga del calor, como puertas o ventanas secundarias.

12. A excepción de unas pocas personas que tienen el temperamento y las habilidades que se requieren, vivir en soledad no es muy factible. El "Número de Dunbar". Cupo adaptativo humano complejo; es de unos 150 individuos, pero en realidad una verdadera tribu toma generaciones en ser formada, por lo que un grupo formado rápidamente podría llegar a ser mucho más pequeño que eso. En todo caso sería el clan familiar aquel que funcionara eventualmente como la unidad básica de cualquier composición social futura.

Grupos del tamaño de un pueblo son viables porque todo el mundo conoce a todo el mundo de siempre, aunque sin dudas, serán las comunidades más pequeñas, las que poseerán las mejores chances de mantenerse cohesionadas y en con un consenso razonable.

Peter Goodchild



*Autor de Tumbling Tide: Población, Petróleo y sistémica Collapse

(London, Ontario: Insomniac Press, 2014)

* 1 Cord: 3.625 Metros cúbicos 

sábado, 30 de mayo de 2015

1° CUMBRE NACIONAL DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS 2015


Declaración de la Cumbre de los Pueblos Indígenas

Buenos Aires, Argentina, 27-29 de mayo de 2015



Nosotros, las autoridades de 25 pueblos indígenas provenientes de 17 provincias del país, reunidos en esta Cumbre Nacional de los Pueblos Indígenas, enviamos un saludo fraternal a todas las hermanas y hermanos indígenas del país y de toda América. Asimismo enviamos un fraternal saludo a todo el pueblo argentino que, en gran parte, también sufre las consecuencias de un modelo económico no-sustentable.


Este modelo económico, conocido desde los años 90 como el capitalismo neoliberal, es un modelo occidental, hoy globalizado. Ha resultado en una profundización sin precedentes de la desigualdad y el empobrecimiento, la violación de los derechos humanos, la incapacidad del sistema judicial, la explotación y saqueo de los llamados “recursos naturales” (biodiversidad para los pueblos indígenas) y, por consecuencia, el destrozo del medio ambiente, la salud humana y el patrimonio cultural. Todo esto atenta contra el equilibrio y la vida armónica de la Madre Tierra y todos los seres vivientes que habitan en este planeta.


Venimos desde nuestros territorios ancestrales para manifestar que seguimos vivos como pueblos y culturas indígenas, para dejar una vida en base a nuestros principios y valores a las próximas generaciones.

Venimos con nuestra memoria ancestral, ella nos da la posibilidad de rescatar nuestros conocimientos tradicionales. Es desde la memoria donde nos conectamos con el pasado, con el presente y con el futuro, sabemos de donde venimos, quienes somos y también hacia donde vamos. Rescatamos nuestra propia historia, educación autónoma, medicina tradicional, derecho consuetudinario, idioma, el mandato ancestral transmitido de generación en generación. La memoria es la base de la identidad de un pueblo que se ha conservado por miles de años.


Manifestamos que:


1) Estamos dispuestos a seguir luchando y afirmando nuestros valores y derechos ancestrales, defendiendo cualquier violación de nuestros pueblos y derechos, y protegiendo a nuestras tierras y territorios.

2) Durante décadas hemos tratado de establecer un diálogo con el Gobierno Argentino, para que se respeten nuestros derechos, reconocidos en el Derecho Internacional Público y consagrado en la Constitución Nacional, Constituciones Provinciales y diversas leyes nacionales y provinciales; sin embargo, esta solicitud de diálogo no ha sido nunca correspondida, mientras que se llevan a cabo grandes violaciones de dichos derechos.

3) En los últimos 10 años, decenas de hermanas y hermanos han sido asesinados por las balas de la policía, los mercenarios y los terratenientes que asaltan nuestros territorios. Mas de mil hermanas y hermanos estan siendo judicializados por defender sus territorios y la Naturaleza. Hay represion, intimidación y un plan sistemático de judicializar nuestra resistencia y la protesta de nuestros luchadores que defienden la vida, nuestros territorios y la Madre Tierra.

4) El gobierno argentino continua violando con total impunidad las leyes nacionales y los acuerdos internacionales ratificados sobre los derechos indígenas, así como el derecho ambiental internacional y el derecho a tener una vida sana y saludable. Se trata de que el gobierno argentino respete:


- La Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos Indígenas;

- El Convenio 169 de la OIT;

- El Foro Permanente sobre Asuntos Indígenas y sus decisiones y recomendaciones;

- La Relatoría Especial de Naciones Unidas sobre Pueblos Indígenas

- El Grupo Asesor de la ONU de Expertos Indígenas y sus recomendaciones;

- El Convenio sobre la Diversidad Biológica (especialmente los artículos 8j, 10c y artículosconexos) y otros convenios ambientales internacionales;

- El Convenio sobre el Cambio Climático.

- El Convenio RAMSAR sobre humedales

- Instrumentos Jurídicos y Jurisprudencia del Sistema Inter-Americano de la OEA;

- La Convención Americana de Derechos Humanos (art. 75, inc.22)

- La Constitución Argentina y las constituciones provinciales;.

- Ley de Bosques

- Ley de Glaciares

- Ley General del Ambiente

- Toda ley argentina nacional y provincial y ordenanzas municipales repecto de los pueblos indígenas y la conservación ambiental



5) Consideramos que la forma de solucionar los problemas es a través del diálogo para todo proceso de construcción política, proyecto de ley o actividad nacional y el respeto por los principios democráticos básicos reconocidos a nivel internacional o sea:


a) La consulta con los pueblos indígenas para cualquier proyecto del llamado desarrollo respetando nuestras estructuras, autoridades y tiempos;

b) La participación plena y efectiva, respetando el proceso de llegar al consenso;

c) El libre consentimiento informado previo, con el derecho de decir “no” en caso de no estar de acuerdo.


6) Durante estos tres días, escuchamos dramáticos testimonios de hermanas y hermanos sobre la situación de injusticia que se vive en los territorios. Deliberamos para unificar criterios, buscar soluciones y proponer acciones sobre los temas que deben ser considerados con urgencia, como ser:|
la violación de los derechos humanos, el despojo de nuestros territorios, la exploración y explotación convencional del petróleo y el fracking, la minería, los desmontes, la contaminación, el avance sojero, las represas hidroeléctricas, la falta de atención sanitaria y otros temas críticos.

7) Desde este espacio y en el espíritu de nuestros ancestros queremos hacer un llamado a todo el pueblo argentino para reflexionar sobre el futuro y las generaciones venideras para construir juntos una sociedad más justa, equitativa y plural en armonía con la Naturaleza.

8)
Como pueblos originarios queremos resaltar el rol de la mujer no solo como trasmisoras del conocimiento tradicional y guardianas de la biodiversidad, sino también como protagonistas en la construcción política de nuestros pueblos, en donde la dualidad de género y generación son la base de nuestra cosmovisión.

9) Impulsamos la creación y fortalecimiento de los medios de comunicación propios para garantizar una comunicación con identidad.

10) El Estado debe garantizar el derecho a la educación autónoma e intercultural.

11) Impulsamos la creación de políticas públicas con la participación plena y efectiva de los pueblos originarios.

12) Subrayamos nuestra preocupación por la protección de nuestro patrimonio genético que se ve amenazado por industrias que emiten contaminación tales como la radiación nuclear, los organismos genéticamente modificados (por e j. Monsanto) y experimentos de biotecnología tales como el proyecto del genoma humano.


Exigimos:



a) La derogación de la ley antiterrorista. Un país que se proclama defensor de los derechos humanos ha promulgado una ley, en plena democracia, cuya única función es la represión de la protesta social y la penalización de los líderes indígenas que reclaman sus derechos en defensa de sus territorios.

b) El desprocesamiento de todas las autoridades indígenas procesadas, como el caso de Relmu Ñamku de la comunidad mapuche Winkul Newen de la Provincia de Neuquén acusada de tentativa de homicidio por defender su territorio. Que el gobierno nacional que solicite un informe urgente sobre la situación.

c) Que la Presidenta Cristina Fernández reciba de manera urgente a los hermanos de QOPIWINI que hace 104 días acampan por segunda vez en pleno corazón de la ciudad de Buenos Aires, denunciando la sistemática violación de sus derechos. Exigimos la apertura de un diálogo politico para la elaboración de una agenda de trabajo y entendimiento que garantice la aplicación de los derechos vigentes.


¡Nunca más una hermana o hermano muerto o violentado por defender sus territorios y la Madre Tierra !

Impulsamos desde esta Cumbre un gran Movimiento de Unidad de los Pueblos Originarios que nos permita afrontar esta realidad que estamos viviendo. Porque más allá de que vengamos del norte o del sur, del este o del oeste, todos luchamos por volver a ser pueblos libres, autónomos y en nuestros propios territorios y ejerciendo el pleno derecho a la libre determinación.




lunes, 25 de mayo de 2015

V CONGRESO PARALA UNIÓN DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

V CONGRESO PARALA UNIÓN DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS
25 de mayo 2015; Mision Chaqueña, Embarcación, Salta, ARGENTINA. 

En Misión Chaqueña (Embarcacion Salta Argentina) , donde se encuentra la comunidad más numerosa de Wichís (pueblo originario que reúne cerca de 60.000 personas en esa Provincia según el Departamento de Antropología de la Universidad Nacional de Salta), se concreto el V Congreso para la Unión de los Pueblos Originarios coincidiendo con el nuevo aniversario del 25 de Mayo en nuestro país.

Dicho Congreso reunió a 38 caciques y representantes de distintas comunidades Wichís de esta zona del Bermejo y del sur del Pilcomayo, donde se realizò una declaración de comunidades Wichís en apoyo a Felix Diaz y el ACAMPE QOPIWINI que se realiza en Plaza de Mayo.

Una delegación de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Córdoba (ADPH) fue invitada a participar, para interesarla en la problemática de despojos de tierras wichís que se lleva adelante en toda esta región donde se verifica un inmenso avance de la frontera agrícola (más de un millón de hectáreas sembradas con sojas en manos de pooles de siembra y S.A.) a expensas de la destrucción de los ambientes ocupados y utilizados por pueblos originarios para su subsistencia. La situación socio-económica y alimentaria de estas poblaciones es crítica.

La declaración expresa textualmente:


Nosotros, caciques, representantes de comunidades y de comisiones de mujeres wichís del chaco salteño…expresamos nuestra SOLIDARIDAD con los hermanos que participan del ACAMPE QOPIWINI (QOM, PILAGÁ, WICHÍ y NIVACLE) que se concreta desde hace 2 meses en la plaza de Mayo en Buenos Aires; expresamos también nuestro APOYO a la acción de nuestros hermanos en Buenos Aires y RECLAMAMOS que las autoridades del gobierno nacional que INMEDIATAMENTE otorguen una audiencia a los hermanos del acampe y atiendan sus demandas que consideramos también nuestras.

Así mismo, queremos decir, que mientras en Argentina se festeja un nuevo aniversario del nacimiento de nuestra patria en este 25 de mayo, el ESTADO Nacional y el de las distintas provincias, sigue desconociendo los DERECHOS HUMANOS de las naciones preexistentes; y que a pesar de las políticas de genocidio y exterminio que sufrimos desde la época colonial hasta la actualidad, seguimos EXISTIENDO, somos miles y miles de familias de distintos pueblos originarios que reafirmamos nuestra voluntad de seguir viviendo en nuestros territorios y defendiendo nuestra cultura e identidad.


Gracias a la Fundación Deuda Interna por habernos permitido participar de esta experiencia cargada de emociones. Gracias por permitirnos estar en el lugar indicado, en la fecha indicada. Después de 46 años, puedo afirmar que he "celebrado" -por primera vez- el "día de la patria", allí juntos a nuestros hermanos de comunidades y pueblos originarios, aquellos que vienen resistiendo al colonialismo en nuestro País. Allí, junto a aquellos que hasta el día de hoy le siguen poniendo el pellejo y el cuerpo al gringo terrateniente que arrasa con sus montes, que los saquea, que los despoja de sus tierras y que los contamina y enferma con sus venenos, sin que el Estado haga nada para frenar semejante atropello.

Aquí no había desfiles, aquí no había luces ni estridencias, aquí no estaban los medios de comunicación, ni los artistas populares de jugosos cachet. Aquí sólo había riquísimo guiso pupudo, ilustres artistas anónimos, anécdotas, leyendas y saberes ancestrales que se mezclaban con alegría, correteos de niños, todo esto, bajo la mirada cancina de los que más saben. Cada mirada, cada rostro, cada mano, cada abrazo abrigado de esperanza, nos obliga a comprometernos con esta, "nuestra causa"....Allí estaremos, aportando, nuestro granito de arena, nuestra herramienta de trabajo, para acompañar la labor de la Comisión de Genocidio y de Reparación histórica de los Pueblos Originarios. Allí estaremos, para acompañar las denuncias contra los desmontes y los saqueos. Allí estaremos para acompañar los reclamos al estado ausente que no garantiza los derechos humanos fundamentales de los Pueblos Originarios a la salud, a la vida, a la educación bilingüe, al reconocimiento de la propiedad comunitaria de las tierras que ancestralmente ocupan...
Misión Chaqueña, 25 de Mayo de 2015.
AUDIO: https://soundcloud.com/dany-ribetti/lagolondrina

miércoles, 20 de mayo de 2015

NO AL DECRETAZO DE MONSANTO

RENACE
RED NACIONAL DE ACCION ECOLOGISTA 
Argentina 20 de mayo 2015




NO SE ATREVAN A TOCAR NUESTRAS SEMILLAS

QUEREMOS DEBATE

NO DECRETO DE NECESIDAD Y URGENCIA


En otro acto más del gobierno hecho a la medida de las grandes corporaciones que hoy definen la situación económica, social, ambiental y alimentaria de nuestro país, el Gobierno Nacional declaró en la voz de Anibal Fernández la emisión de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para fijar los pagos por derechos de propiedad en la semilla y crear un registro de uso propio.


Este anunciado DNU, avanza sobre un tema que viene recibiendo las críticas y el rechazo de cientos de organizaciones sociales, de trabajadores, de agricultores, campesinos y pueblos originarios, así como de académicos y de diferentes sectores políticos. Estos múltiples sectores resisten la apropiación de los bienes comunes de la naturaleza. Porque estos “eventos biotecnológicos” sobre los que estas empresas reclaman derechos de propiedad, son una apropiación de los saberes ancestrales que provienen de 10.000 años de agricultura. 


También es importante remarcar que la semilla de soja transgénica que originó la disputa es el primer eslabón de un modelo agrícola que está teniendo dramáticas consecuencias socio-ambientales a partir de la imposición del paquete tecnológico de empresas como Monsanto: drástica disminución de la biodiversidad, desertificación de nuestros suelos, contaminación de suelos y acuíferos con pesticidas, aumento de enfermedades letales en las poblaciones que conviven con las plantaciones y los silos, expulsión de la población rural de sus territorios.

Los anuncios realizados incluyen la creación de "un fideicomiso para el fomento de la biotecnología en el país a través del cobro de un canon tecnológico” y “que todos los pagos por derecho de propiedad deben realizarse en la semilla, además de crear un registro de uso propio". En primer lugar este proceso implica modificaciones a la Ley de Semillas vigente a través de un DNU violando los debidos procesos democráticos para una modificación de este estilo. En segundo transforma en un privilegio el uso propio de las semillas, algo que es un derecho.

Con la excusa de combatir la “Bolsa Blanca” (la venta de las semillas de soja como grano por parte de productores) se plantea haber llegado a un “consenso” para impulsar este DNU. Lo que se olvidan los sectores involucrados es que la “Bolsa Blanca” ya es ilegal con la actual Ley de Semillas y fue la herramienta con la que ilegalmente se logró expandir la soja transgénica a partir de 1996. El “consenso” alcanzado no es tal ni representa a todos los sectores de la sociedad. Es solo el consenso del agronegocio para seguir imponiendo sus pretensiones.

En palabras de A. Fernández, el DNU viene a “poner un fin a tantos años de discusión" (sic). Con la sorpresa todavía de esta noticia, las organizaciones y referentes sociales abajo firmantes, le decimos al Gobierno Nacional NO a cualquier decreto y a cualquier normativa que intente avanzar sobre la privatización de nuestros bienes comunes.

- Exigimos la apertura de un amplio debate público, como el que desde esta Campaña venimos impulsando desde hace años, para que sean los intereses de nuestro pueblo los que se privilegien y no los intereses de las corporaciones.

- NO a los Derechos de Propiedad Intelectual y a la apropiación de las semillas por las corporaciones.

- NO queremos ningún registro de pequeños agricultores exceptuados. El uso propio es un derecho y no un privilegio. LIBRE CIRCULACION DE SEMILLAS!!!

- No queremos una industria nacional de semillas transgénicas.


Solicitamos el fomento a las semillas nativas y criollas y la soberanía alimentaria

Campaña contra la Nueva Ley Monsanto de Semillas


lunes, 11 de mayo de 2015

QOPIWINI - Convocatoria a reunión en Buenos Aires.



Pueblos originarios se reunirán para reflexionar sobre sus derechos y problemáticas

Nacionales - 8 mayo, 2015
El encuentro será a fin de mes en la ciudad de Buenos Aires y se convoca a diferentes provincias de nuestro país y de América Latina. “La idea es que nos reunamos y hablemos sobre las temáticas que nos atraviesan”, anunció Félix Díaz, líder de la comunidad Qom La Primavera.

Este encuentro de Pueblos Indígenas será el 27, 28 y 29 de mayo en la iglesia Santa Cruz, en la ciudad de Buenos Aires. Félix Díaz, líder de la comunidad Qom La Primavera, de Formosa, explicó cómo será el encuentro: “queremos escuchar las voces de diferentes líderes de diferentes pueblos para presentar un documento conjunto”.


Félix Díaz, anunció que invitan al encuentro a representantes de los pueblos indígenas del país, a organizaciones que trabajan los temas territoriales y también a pueblos indígenas de otros países que tienen las mismas problemáticas. “Muchas de las organizaciones tienen problemas territoriales que son amenazas por empresas mineras, ganaderas, petroleras en el Chaco, Misiones, Neuquén y varias provincias. Ellas se han comprometido están adhiriendo a este evento”, explicó.


Fuente: FARCO


Congreso Nacional para la Unión de los Pueblos Originarios



El Quinto Congreso Nacional para la Unión de los Pueblos Originarios de Argentina
se realizará nuevamente en la comunidad Wichí de Misión Chaqueña desde el día Sábado 23 al Lunes 25 de Mayo de 2015 inclusive.

En este encuentro, desde el 25 de mayo de 2010, se viene debatiendo anualmente un documento llamado TIERRA (Tratado Interétnico para la Refundación de la República Argentina), surgido luego de la firma del Primer Manifiesto Wichí en el año 2009 y acompañado durante 5 años por muchos dirigentes comunitarios de diferentes pueblos originarios del país.

El congreso es abierto y aunque en la participación de los debates se prioriza el uso de la palabra a los dirigentes comunitarios, la presencia de cualquier ciudadano argentino es bienvenida y sobre todo su colaboración y buena disposición para la escucha, la ayuda y el aprendizaje.

Las tareas serán distribuidas a cada uno en el lugar por un coordinador.

Si te interesa viajar y contás con vehículo para hacerlo desde cualquier lugar del país es muy importante que te comuniques con nosotros para que puedas transportar a compañeros y amigos que les interesa participar y no tienen cómo hacerlo. La organización del congreso se encarga de la comida pero debes llevar carpa, bolsa de dormir y tus utensilios de uso personal. La comunidad Wichí de Misión Chaqueña está ubicada en la provincia de Salta, en el departamento San Martín a unos 45 km de ripio de la ciudad de Embarcación y pondremos a disposición un mapa sencillo para que puedas llegar fácilmente.

El acceso a la comunidad puede realizarse con cualquier vehículo y el camino inclusive con grandes lluvias no presenta complicaciones ya que el enripiado es muy firme.
Antes de viajar debes informar a la organización del congreso para que dispongamos de tus datos de contacto y podamos
asesorarte sobre cualquier duda.

La participación de muchos Argentinos en este encuentro demuestra el apoyo de nuestra sociedad a la lucha y reclamos de aquellos ciudadanos que pertenecen a Pueblos Originarios y junto a quienes la Fundación Deuda Interna y la Comisión Nacional de Investigación del Genocidio vienen trabajando para hacer visible este legítimo reclamo.

VERDAD PARA QUE AMANEZCA UN SUEÑO GRANDE PARA TODO NUESTRO PUEBLO Y PARA QUE ESE SUEÑO SE MULTIPLIQUE HACIA TODOS LOS PUEBLOS DEL MUNDO!

Primer Manifiesto Wichí

Los esperamos!!